¿Crees que alguien del siglo V d. C. podía llevar anillos parecidos a los de hoy? Sí y eran espectaculares. De hecho, estoy segura que cuando los veas, tú también querrás vivir hace cientos de años para poder lucirlos entre tus dedos.

Como sabes, durante cualquier proceso creativo es habitual buscar referencias históricas. O como mínimo, a mí me gusta hacerlo. Es fascinante encontrar que un joyero plasmó en su pieza, una idea parecida a la tuya. Sólo que lo hizo hace cientos de años antes que tú. Es una manera de tener presente aquello que tan sabiamente dice mi madre: “está todo inventado”.

Cuando empecé a madurar la colección Nostos, basada en el homenaje a las ciudades de Madrid y Barcelona, busqué antecedentes sobre anillos arquitectónicos. De todos ellos, hubo dos que me parecieron especialmente interesantes.

¿A las mujeres ricas de la dinastía Merovingia les gustaría Nostos?
Nostos y los anillos merovingios tienen en común las representaciones arquitectónicas, pero estas mujeres buscaban también un componente religioso al llevar sus anillos. Me explico.

La dinastía Merovingia existió entre los siglos V y VIII después de Cristo. Llegó a gobernar las actuales Francia, Bélgica y partes de Alemania y Suiza. Lograron tal expansión gracias a que, en el año 495 d.C, su máximo jefe militar se convirtió a la religión cristiana. Así, logró el apoyo de la Iglesia y de la aristocracia galorromana para proceder a su expansión territorial.

anillo merovingio 500 c Francia. foto de Les Enluminures

Anillo merovingio sV-VI, Francia. Foto: Les Enluminures

anillo merovingio finales s.VI c Francia. foto de Les Enluminures

Anillo merovingio sV-VI, Francia. Foto: Les Enluminures

 

 

 

 

 

Esto explica que las mujeres ricas merovingias quisieran llevar anillos arquitectónicos con formas muy parecidas a los primeros baptisterios medievales. Eran mujeres que querían mostrar que se habían convertido al cristianismo y daban prueba de su fe con sus joyas.

Unio Mid - 6th C architectural gold & garnet Merovingian Ring from The Met Museum

Anillo Merovingio. Mediados s VI dC. Francia. Oro y granate. Pertenece a The Met Museum

Estos anillos son pequeñas construcciones que imitaban el lugar donde habían recibido el bautismo. Ahora pertenecían al mundo cristiano y gobernaban parte de Europa gracias a la ayuda de su comunidad de fieles. Aunque ninguno de ellos llevaba una inscripción o un motivo claramente cristiano como suelen ser las cruces, los peces o las aves, muchos autores consideran que sí tenían la función de subrayar la adhesión a esta religión.

 

Anell merovingi petit)

Anillo merovingio sV-VI, Francia. Foto: Les Enluminures

Algunos anillos tienen arcos, columnas, y a veces están coronados con diminutas cúpulas. La piedra por excelencia de la dinastía Merovingia fue el granate, que también aparece en ciertos casos engastada para dar color a las joyas.

Muchas de estas piezas se han encontrado en excavaciones arqueológicas de forma frecuente en el norte de Francia y en algunas tumbas reales de la dinastía Merovingia.

Anillos arquitectónicos en las bodas judías
Pero no sólo los cristianos usaron los anillos arquitectónicos: De las muestras de fe merovingias, a las piezas simbólicas judías.

Cualquier ceremonia religiosa suele estar llena de objetos y actos cargados de significado. Una boda no podía ser menos.
Anell-de-boda-jueu-per-webFueron los judíos, en sus celebraciones matrimoniales quienes usaron los anillos con formas arquitectónicas. Seguramente simbolizaban tanto el templo de Salomón, como el futuro hogar de los esponsales.
Muchas veces incluía la inscripción Mazol tov que significa “buena suerte” en hebreo. Algunas construcciones también se podían abrir como cajas para encontrar en su interior diminutos rollos de la Torá.
Anillo-de-boda-judio-tradicional-de-plata-per-webEran piezas difíciles de elaborar y caras de comprar. Por ese motivo, en la mayoría de los casos, pertenecían a una familia y se heredaban de generación en generación. Incluso a veces, un anillo era compartido por toda una comunidad.
No está claro si eran piezas que se utilizaban en el mismo momento de la celebración. Quizás se presentaban antes, como anillo de compromiso, y durante la boda se usaban unas alianzas lisas y sin adornos.

La fecha exacta de este tipo de piezas tampoco se sabe. Las más antiguas pertenecen al tesoro de Colmar (Francia) y el tesoro de Erfurt (Alemania). Ambas piezas fueron encontradas junto con monedas acuñadas en fechas contemporáneas a la llegada de la Peste Negra en Europa.

Esta epidemia se cree que entró en 1347 por el puerto de Mesina, en Sicilia, mediante una docena de barcos procedentes de la península de Crimea y Constantinopla, cargados de marineros enfermos. La Peste Negra se extiendió por Europa durante cinco años y murió un tercio de la población, unos 24 millones de personas. Hasta siglos más tarde no sabremos que la epidemia la causaron las ratas y sus pulgas. Así que la población que la sufría busca una explicación religiosa, creyendo que Europa está siendo castigada con una plaga bíblica para purgar sus pecados.

En esa línea de argumentación, se coloca a los judíos en el punto de mira. Se les considera no sólo médicos impotentes, ya que no curan a los enfermos, sino que también se les acusa de envenenar pozos y fuentes. Así se justifican las matanzas de judíos por toda Europa.

Anillo del Tesoro de Erfurt. Foto Papenfuss Atelier für Gestaltung y TLDA

Anillo del Tesoro de Erfurt. Foto Papenfuss y TLDA

Anillo del tesoro de Colmar. Museo de la Edad Media Cluny

Anillo del tesoro de Colmar. Museo de la Edad Media Cluny

 

 

 

 

 

 

Muchas familias esconden sus objetos de valor, enterrándolos cerca de sus casas, antes de huir, creyendo que algún día volverían a por ellas. Pero no volvieron. El tesoro de Erfurt y de Colmar son dos pruebas de ello.

Anillos casa Judios en oro y esmalte Anillos casa Judios en oro y filigrana

También se han encontrado otras piezas que pertenecen a épocas distintas. Muchas de ellas son del siglo XV. Con los años de evolucionar la técnica y se diversifica el estilo. Aparece la filigrana, el esmalte en colores fríos, las bisagras… pero nunca incluyen piedras preciosas. Seguramente por motivos religiosos.

Anillo-de-boda-judio,-oro-y-esmaltes-per-web

Anillo de boda judío, s. XVII. Foto: Les Enluminures

En una de las piezas incluso podemos ver una variación del motivo de las dos manos juntas, el dextrarum iunctio. El anillo muestra dos manos esmaltadas en color blanco opaco que, en lugar de estar entrelazadas, sujetan un castillo por dos de sus lados. Tiene ventanas cuadradas y de arco, así como cuatro toscas cabezas de león que parecen representar unas gárgolas.

 

Existen otros ejemplos de anillos arquitectónicos, aunque los anillos de fe merovingios y los anillos de boda judíos son claramente los que más me gustan.

Yo misma he realizado la colección de anillos Nostos centrada en edificios monumentales. Y también otros autores contemporáneos han plasmado estructuras arquitectónicas también en anillos. Pero el halo de veteranía que dan los siglos de historia tras las joyas merovingias y judías, no lo tienen los anillos del siglo XXI. No se puede competir. Ni queremos hacerlo. Por eso es imposible no rendirse ante joyas de esa calidad realizadas tantos siglos atrás.

No obstante, si conoces otro tipo de anillo arquitectónico antiguo y quieres compartirlo conmigo, estaré encantada de escuchar nuevas historias.